Quien quiera oír que oiga

Posted on Actualizado enn

Veanla, mirenla lenta y silenciosamente; bandera mil recuerdos, quizás destinada al olvido,  insignia de un movimiento en extinción; enarbolada en cualquier burdel o  reemplazada por nuevas trasversalidades modernosas y confusas.  Como uno de los dinosaurios adoradores de viejos ritos, le digo a otros sobrevivientes del jurásico peronista como yo;  "guardad este sacrosanto recuerdo por si las moscas".-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s