Me lleno de ira y espanto

Posted on

Ciertos agentes de la  policía federal argentina, a quien idolatré desde niño por su altísima dignidad, presencia, capacidad resolutiva, honradez , se han convertido en delincuentes comunes.

Detienen a colectivos del interior que salen de hacer compras en La Salada o entran a la misma; no los revisan para investigar el delito, sino que piden coimas a razón de pesos 50 o 100, o 200 por pasajero.

No estaban custodiando a la sociedad, sino que estaban pidiendo peaje al delito.

La cámara oculta del canal América fue lapidario, y yo me llené de vergüenza.

Espero que hayan sido dejados cesantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s