Evolución humana

El Enigmático Homo Sapiens II

Posted on Actualizado enn

EL ENIGMÁTICO HOMO SAPIENS (II)

Segunda entrega: Somos lo que los genes indican que seamos

Y a los genes ¿quien los gobierna?

Porque pareciera ser que  el que tiene autoridad sobre ellos es el gran responsable también de nuestras miserias

No soy genetista, solo médico, pero devoro todo lo que se publica sobre ellos y dado que  soy un portador de genes y tengo sentido común, es que me arrogo el derecho a opinar.

Lo genes son pequeñísimas estructuras localizadas en el núcleo de toda célula viva, y están compuestos fundamentalmente  por ADN (Acido desoxirribonucleico), con un entramado helicoidal de dos cadenas entrelazadas por uniones especificas, y cada cadena representa la transmisión genética de uno de los padres. 

Disponemos de 23 pares de cromosomas (22 autosómicos y uno sexual). El ADN de cada célula consta de 3.000 millones de bases nucleótidos(A-adenina, T-timina, G-guanina, y C-citosina), que son las letras con las que se escribe la información genética, insertas en secuencia y ordenadas  según patrones desconocidos hasta el momento

Las modificaciones de esas secuencias llevan implícitas las formas evolutivas y el desarrollo, y pequeñas alteraciones  en sus códigos, implica enormes cambios para bien o para mal.

Somos casi iguales entre seres humanos, con una variación por individuo del 0,1 %, o sea casi nada, los chimpancés son un 96 % similares a nosotros con una variedad del 4 %, un gato del 90 %, un ratón del 85 % y un plátano del 60 %…pareciera ser que tenemos poco de especiales. La Drosophila Melanogaster, o mosca de la fruta (como curiosidad lo menciono) , tiene solo cuatro cromosomas pero en ellos los genes son prácticamente idénticos al ser humano, de manera tal que con ellos se hacen investigación y simulaciones..

Ahora bien, pensemos que pequeñísimas variaciones nos hace diferentes a los animales, como por ejemplo la tardía aparición del gen FOX P2, que nos permitió hablar fluidamente para logar una mejor comunicación y alcanzar rendimiento en equipo o en comunidad mas elevado, y así dar un salto cuali y cuantitativo sobre nuestro predecesor, el Neanderthal.

Los genes son las máximas autoridades de decisión para determinar nuestras características: Color de ojos, piel, tonalidad y color de voz, estatura, carácter, personalidad, voluntad, estado psíquico, agresividad, capacidad para la honestidad o el delito, padecer determinadas enfermedades, o protegernos de ellas, etc. por mencionar groseramente algunas condiciones humanas; y sintéticamente hablando somos y seremos lo que ellas dicen que somos y que seremos. Y no sabemos lo que los genes desean para nosotros: o mejorarnos cada vez más o preservarnos para poderlos preservar a ellos.

Ningún gen, imagino, desearía que su huésped sea un defectuoso ser; porque así como detestamos nuestros transportes destartalados, ellos (imagino) harán los mismo: intercalaran características para mejorarnos, o sea mejorar el transporte; así de sencillo.

El homo sapiens que observo en la calle y en los medios masivos de comunicación, escandalosos y vociferantes en promedio, deja mucho que desear, por lo que la tarea de los genes, en consecuencia, parece reprochable, y no veo que eso pueda cambiar.

Salvo que le echemos mano y modifiquemos la realidad.

Lo cambios en el ADN que se han dado naturalmente, o por evolución, lo han hecho en millones de años, muy lentamente y los saltos o aceleraciones en el proceso no son bien conocidos, y los poco conocidos como la etapa de la  aparición de la fotosíntesis y el ciclo de Krebs,  son  materia de opinión.

Hay quienes vaticinan un gran salto genético dentro de unos 25 años, y no se de donde sacan esa conclusión que me parece realmente muy arriesgada. Lo veo poco probable, no imposible, por supuesto.

Si las hierbas logran, algunos pocos años en adaptarse y resistir a los glifosatos, o  un virus puede tardar poco tiempo en adaptarse para saltar las barreras creadas por las vacunas, o una bacteria ser resistente a un antibiótico; ¿como es posible que nuestros genes no se adapten rápidamente para resistir a los innumerables agentes  agresores y debamos defendernos artificialmente.

Siempre me ha parecido muy extraño que pequeñísimas y sencillas estructuras gobiernen nuestra naturaleza y toda nuestras posibilidades humanas estén encerradas en un programa genético que evoluciona vaya a saber Dios de que manera.

La gran pregunta que siempre me hago es: Si ellas mandan sobre nosotros, ¿quien manda sobre ellas?, ¿que o quienes tiene la potestad de las modificaciones necesarias y las ha tenido para que evolucionemos desde el Australopiteco (por ejemplo)  hasta hoy?

Cuando veo a determinados personajes actuar de manera irresponsable, o brutal, es cuando me invade una inevitable decepción, y la pregunta siguiente esta referida a si su diseño lo hace inevitablemente así o tiene la libertad para elegir.  Y si esta diseñado para ser así, ¿porque la naturaleza haría tales cosas, porque necesita de la maldad?

Ya nos estamos desguazando para saber que somos, de que estamos hechos y tomar el control de ( nosotros mismos, y no muy lejos estamos de lograrlo; me parece bien y natural que tengamos el comando de nuestra vida y nuestro futuro, aunque me genera cierta duda de quienes serán los genios que decidirán que o como seremos. Por el momento y más allá de algún logro, como el descubrimiento de locus de enfermedades hereditarias,  solo es chapucería y atrevimiento.

Pienso que los humanos crearemos antes, mejores máquinas que mejores genes que nos hagan a su vez mejores personas, y esas máquinas, que no descarto que serán lo suficientemente inteligentes para seguir evolucionando por si mismas  autoperfeccionándose, serán las que nos remplacen en un futuro no demasiado lejano no demasiado ficticio.

¿Hacia donde va la civilización?

Posted on Actualizado enn

¿Que aconsejar a hijos y nietos?

GY-generacion-t-1100x408las nuevas generaciones son diferentes a todas las anteriores y diferente ha de ser nuestra relación con ellas y hablo de padres y abuelos frente al desafío de guiar al crecimiento de un niño de estos controvertidos tiempos.  Lo tradicional esta tornándose en obsoleto y los mayores, creo, debemos prepararnos para estar a la altura de las circunstancias que los tiempos demandan

En 1991, los científicos estadounidenses Neil Howe y William Strauss crearon la teoría generacional. De acuerdo con ella, entre cada 20 y 25 años nace un nueva generación, poseedoras de rasgos de carácter diferentes, hábitos e identidad, los cuales los distinguen en comparación con todas las demás y después se repiten en las futuras generaciones. Función de su comportamiento, su educación y la relación con la tecnología entre otras cosas.

Hay cientos de generaciones a lo largo de la historia de la humanidad, agrupadas bajo conceptos culturales, artísticos, filosóficos o políticos, pero el avance violento e inusitado de la tecnología,  va generando fenómenos singulares en las nuevas generaciones.

La tabla muestra solo las últimas generaciones en función de su relación con cultura, desarrollo y tecnología..


GENERACIÓN


Años de aparición y vigencia
probable


Características


Baby Boomer


1946 – 1964


Ola de nacimientos luego de la II Guerra
Mundial


Generación Beat


1950 (USA) rechazo a valores clásicos, libertad
sexual, drogas y filosofía oriental


Allen Ginsberg, Jack Kerouac,
Burroughs


Generación X


1961 – 1981, primeros post Baby B.  Deseosos de destacarse.


Comprometidos, laboriosos, impulsan la
tecnología


Generación Y


Probablemente en 1990, se denomina también
generación Millenium


Usaron todas las
tecnologías.


Generación Z


A partir de 1995, hasta el 2010; generación
Centenial


Rasgos de las generaciones Y y
T


Generación T


A partir del 2010 y se presume hasta el
2020


Solo tecnología digital, y
virtual

La generación T

Según los estudiosos esta generación representa uno de los desafíos mas importantes de la historia de la educación y se la investiga fundamentalmente porque su vinculación con el sistema digital es puro y completo, descartando prácticamente ya todos los medios analógicos. Con la llegada del nuevo milenio comienzan a consolidarse las bases del nuevo uso de internet: mayormente social y colaborativo:

Google nace en septiembre de 1998 y se populariza a comienzos de 2000, Facebook nace en 2004 y se populariza en 2006, Twitter nace en 2006 y se populariza en 2008. Las tecnologías dominantes en esta época son: la geolocalización, dispositivos táctil, portabilidad de dispositivos, la conexión en todo momento y lugar, la generación compartida de contenidos y la sociabilización. 

La generación táctil es la primera que, en lugar de digitalizar sus prácticas analógicas, debe hacer un esfuerzo para adaptar sus prácticas digitales cuando se enfrenta a ambientes analógicos. «Estamos frente a otro tipo de niño, producto no de una determinada concepción de infancia que tenía en cierto momento la sociedad como era antes, sino un niño producto de una sociedad tecnológica, que por principio no es neutra».

Para ellos supone un esfuerzo de adaptación cuando tienen que realizar tareas cotidianas sin conexión a internet. Las implicaciones en su comportamiento son muchas:

· Están acostumbrados a una respuesta inmediata de los dispositivos.

· Dan por sentada la conexión a internet, cuando no hay lo ven como una carencia.

· Están acostumbrados a interactuar con los dispositivos con el cuerpo, sin mediación de aparatos intermediarios.

· No diferencian bien entre público y privado, acostumbran a sociabilizar todos los aspectos de su vida.

· Están acostumbrados a trabajar en red de forma colaborativa. Replican este comportamiento en el mundo desconectado.

Unas de las principales características de la generación táctil, y la que le da su nombre, es que están acostumbrados a interactuar con los medios digitales directamente con las manos. El primer dispositivo táctil de gran éxito fue el iPhone y este surge en 2007 por lo que estaba a disposición de la generación táctil. Tocar lo virtual, la manera habitual en que los táctil interactúan con los dispositivos, ya sea una computadora o unas gafas de realidad aumentada, internet se toca y las aplicaciones se tocan, se pellizcan, se lanzan, etc.

De hecho, este suceso ha generado otra faceta de los ‘touch’: estos niños pueden tener desde los tres años un completo control de aparatos con conexión a internet que ofrecen una respuesta inmediata a través de las pantallas táctiles, pero no saben adaptar este proceso a objetos analógicos. Por esto, son impacientes  ya que siguen una regla de ‘tocar y suceder’ constante.

Por último, la sobreinformación y la hiperconexión hacen que los niños no hagan aparente distinción entre público y privado, ya que están acostumbrados a ver cómo todo se comparte en la red. La seguridad de los datos que comparten, y compartirán en la red, seguramente es un tema que se tratará en el futuro.

Los expertos dicen que aún es pronto para saber los efectos que tendrá el uso prolongado de aparatos digitales desde la infancia. Algunos lo relacionan directamente con la fatiga visual por la larga exposición a luz generada con un dispositivo, además de otra serie de problemas relacionados con la salud física.

La hiperconexión a redes sociales e internet también podría generar algunos problemas psicológicos, como, por ejemplo, no saber reaccionar racionalmente ante la ausencia de conexión o no ser capaces de prestar atención por más de un breve lapso.

Si algo ya se sabe de cara a los próximos años es que esta generación cambiará la visión del mundo, y de nuevo harán que marcas y empresas adapten su filosofía para hacer frente a los nuevos cambios. Ya lo están consiguiendo los ‘millennials’ y poco a poco los nativos digitales, por lo que los ‘touch’ no se quedarán atrás.

Como el proceso educacional es fundamental, padres y abuelos tienen una misión fundamental en cuanto a el apoyo, control y consejos a dar, necesarios para ser una guía saludable en la maduración de estos niños, hombres de mañana.

El primer paso es reconocer que esto esta sucediendo.